El Gobierno español defiende el programa taurino Tendido cero de TVE

El Gobierno ha salido en defensa de la emisión en TVE del programa taurino ‘Tendido cero’ y ha asegurado que la cadena pública no se plantea su retirada, aunque lo pidan asociaciones en defensa de los animales.

El Ejecutivo ha contestado a una pregunta escrita del senador de Compromís Carles Mulet, miembro de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales, sobre las razones de que la televisión pública emita “un programa en el cual se asesina a animales ante los ojos de los televidentes y se ensalzan estas prácticas”.



Según el Gobierno, la dirección de TVE “no se ha planteado la retirada” de un espacio como este, “que dedica su atención a la tauromaquia, actividad declarada Patrimonio cultural español” y al que la audiencia de TVE da su “respaldo”.

La respuesta parlamentaria destaca que “la cuota de pantalla del espacio se ha consolidado en un 2,1% en 2015, un ‘share’ que lo sitúa prácticamente en línea con la audiencia de La 2, cadena por la que se emite”. “El año pasado, casi 13 millones de espectadores vieron algún momento de algún programa, lo que supone que más del 28% de la población contactó con el espacio”, añade la contestación.

El Gobierno aduce también en defensa de la continuidad del programa que dirige Federico Arnás que la calificación de ‘Tendido Cero’ “cumple la legislación vigente y su emisión los sábados, de 14.00 a 15.10, está fuera de la franja de protección reforzada para el público infantil, que abarca de lunes a viernes de 08:00 a 09:00 y de 17:00 a 20:00 y sábados y domingos entre las 09.00 y las 12.00”.

“Por tanto, no hay ningún argumento en la actualidad que justifique la retirada de parrilla de este espacio taurino. Madrid, 4 de enero de 2017”, concluye la respuesta.



Para el senador Mulet, “un 2% de ‘share’ es sintomático de que la tauramoquia es una actividad polémica y controvertida, y con un amplio rechazo social”. También critica que el horario de 2 a 3 de la tarde en fines de semana se considere que no es de acceso a los menores, y reclama que “la televisión pública se destine a otros productos que generen menos rechazo”.

Se el primero en comentar

Deja un comentario