El zapping tiene cada vez menos interés entre los telespectadores

Cada español cambia doce veces de canal al día, la cifra más baja desde 1993. La disputa por el mando a distancia ha perdido intensidad en los hogares españoles y la práctica del ‘zapping’ está ahora en los niveles más bajos desde que llegó en los años 90 la oferta de las televisiones privadas.


Según un informe sobre el ‘zapping’ en la pequeña pantalla realizado por Barlovento Comunicación, cada español cambia de canal actualmente 12 veces al día, la cifra más baja desde 1993.

Es casi la mitad del promedio máximo de 21 veces que se registró en 2009. Del intervalo de 14 minutos por cambio de canal que se contabilizó ese año se ha pasado a 25 en este 2016.

El desplome del ‘zapping’ coincide con el auge del uso simultáneo de varios dispositivos. Los españoles tienen encendida la televisión un tiempo similar a hace años, pero el mando a distancia ya no es el dueño indiscutible del salón y le ha surgido una dura competencia con el teléfono móvil o la tablet.

Los niños, además de ser los que menos tiempo ven la televisión, son los menos proclives al ‘zapeo’, con 7 sesiones de promedio. Los jóvenes de 13 a 24 años teclean el mando a distancia una media de 8 veces al día, mientras que los públicos adultos, especialmente los mayores de 64 años que son los que más consumen, son los que más cambios de canal realizan al día con una media de 17 sesiones diferentes.


Por regiones, no hay grandes diferencias en la práctica del ‘zapping’. Los que superan el promedio son los vascos, con una media diaria de 14 acciones, y los que se encuentran por debajo son los murcianos con 11 cambios diarios. Por franjas horarias, el ‘prime time’ (6 veces) y la tarde (5 veces) son los tramos de mayor movimiento del mando.

Mientras que por meses no se muestra ninguna diferencia significativa en la actividad del ‘zapping’, sí la hay por días de la semana. En el fin de semana el promedio diario es de 14 veces, mientras que en las jornadas laborables se reduce a 12 sesiones diarias.

Se el primero en comentar

Deja un comentario