El nuevo reparto de canales de la TDT está muy próximo

El sector audiovisual lleva un año esperando una solución definitiva para el reparto de canales de la TDT, después de que el Tribunal Supremo declarará nulo en diciembre del 2012 la distribución de cadenas que realizó el anterior Gobierno. Ahora, otra sentencia “inminente” del mismo tribunal podría acelerar la configuración del nuevo panorama audiovisual.

tdt1

Ignacio Sánchez, portavoz de Infraestructuras y Gestión, la compañía que logró que el Supremo anulara el reparto de cadenas de TDT realizado por el anterior Ejecutivo, señalaba recientemente en unas declaraciones a Europa Press, que prevén una respuesta “inminente” del Alto Tribunal a una petición posterior para que el Gobierno no demore más su decisión.

El procedimiento se remonta a diciembre del año pasado, cuando el Supremo estimó parcialmente un recurso presentado por Infraestructuras y Gestión 2002 y declaró nulo un acuerdo del anterior Gobierno de 2010 por el que se entregó un múltiple completo (con capacidad para emitir cuatro canales convencionales) a Antena 3, Telecinco, Sogecable, Veo7, Net Televisión y La Sexta por no ser conforme a derecho, al no haber realizado concursos públicos.

Tras cuatro meses de esa sentencia, en marzo de este año, el Gobierno aprobó la ejecución de la sentencia, aunque ligó su cumplimiento al proceso abierto del dividendo digital, por el que se van a mudar algunos canales de televisión de frecuencia para dejar espacio libre a la llegada de la telefonía 4G de última generación.

La decisión del Gobierno de unir por un lado la sentencia del Supremo, que se refería a una decisión del anterior Gobierno respecto a la TDT, con la liberalización del dividendo digital, que llevaba tiempo negociando con las cadenas privadas, hizo despertar las suspicacias de que el Ejecutivo pretendiera reducir el coste que iba a suponer el dividendo digital quitando canales a la TDT.

El propio ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, aseguró en noviembre que la sentencia del Supremo implicará liberar nueve canales de televisión. Un extremo en el que no están de acuerdo las cadenas privadas, que respondieron al ministro con un comunicado en el que avisaban de que “no existen razones técnicas para la reducción de la oferta de canales” y “las alusiones a su merma son una clara amenaza para la actual pluralidad”.

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario