NOU duplica su audiencia tras el anuncio del cierre de RTVV

Los trabajadores cambiaron la parrilla programada por una programación especial para informar sobre el cierre de Radio Televisión Valenciana (RTVV) anunciado por la Generalitat.

canal-9

NOU registró este miércoles 6 de noviembre una cuota de pantalla del 9,4 %, lo que supone el doble de la audiencia media registrada por la cadena en lo que va de mes, del 4,9 %, tras cambiar los trabajadores la parrilla programada por una programación especial para informar sobre el cierre de Radio Televisión Valenciana (RTVV) anunciado por la Generalitat.

Según los datos de audiencia facilitados por Kantar Media, el espacio más visto, con 322.000 espectadores y un 13,7 % de share, fue el debate emitido a partir de las 22.00, en el que participaron el secretario general del PPCV, Serafín Castellano; el secretario general del PSPV, Ximo Puig; el secretario general del Bloc y portavoz de Compromís en las Corts, Enric Morera, y la coordinadora general de EUPV, Marga Sanz. El espacio fue conducido por Amàlia Sebastián y Maribel Vilaplana.

Asimismo, las noticias de las 20.30 fueron seguidas por 260.000 espectadores, con el 13,6 % de cuota de pantalla, mientras que el informativo de las 14.00 tuvo una audiencia de 191.000 personas, con el 13,8 % de .

Por su parte, el extenso especial informativo que arrancó en la cadena pública valenciana a las 15.30 y se prolongó hasta las noticias de la noche registró un audiencia media de 86.000 espectadores, con un 7,5 % de cuota de pantalla.

Los trabajadores de RTVV decidieron este miércoles 6 de noviembre cambiar la parrilla de la entidad pública por una programación especial con la que mostrar a los espectadores “qué es lo que ha pasado”, para que sepan “lo que ha llevado a la sociedad valenciana a quedarse sin televisión” y para dar voz a aquellos a los que la cadena ha “silenciado” en los últimos años.

El programa especial comenzó a las 15.30, presentado por Amàlia Sebastián e Iñaki Espeso y posteriormente por Maribel Vilaplana, quien advirtió: “hasta que la pantalla vaya a negro, aquí estaremos”, para añadir: “los trabajadores han dicho basta”. La decisión de la sustitución de la programación se llevó a cabo sin oposición de la hasta ayer directora general, Rosa Vidal, que a última hora de la tarde hizo oficial su dimisión.

Durante la jornada, la televisión pública introdujo cortinillas en sus espacios con el lema ‘No es tanca. #RTVV no es tanca’ (‘No se cierra. #RTVV no se cierra’), en las que con imágenes reflejan que sin los medios públicos autonómicos los valencianos no pueden estar informados de sus fiestas o el tiempo, entre otros.

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario