Las comunidades no tendrán ayuda para costear la nueva TDT

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha remitido un escrito al Consejo Andaluz de Consumo de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta en el que comunica que “no habrá ayudas” a las comunidades de propietarios o de vecinos para facilitar la adaptación de las instalaciones comunitarias de televisión a la nueva Televisión Digital Terrestre (TDT), que comenzará a desarrollarse a partir del 2013 con el fin de implantar, en enero del 2014, el denominado dividendo digital.

Así lo ha señalado en una nota la citada consejería, que ha indicado que este proceso conllevará una “reducción de las frecuencias de televisión” que “obligará previsiblemente a los usuarios a adaptar sus instalaciones para la recepción de la televisión digital”, lo que generará “desembolsos económicos”.

Ante esa posibilidad, el Consejo Andaluz de Comercio –órgano en el que se dan cita representantes de la Junta, organizaciones de consumidores y usuarios y empresariales– remitió el pasado noviembre al ministerio una carta para interesarse por las “medidas concretas” que prevé el Gobierno para la implantación del dividendo digital.

En su respuesta, el Ejecutivo central ha detallado a la Junta que estas medidas pasarán por la aprobación, “a finales de 2012 o principios de 2013”, de un real decreto que “regulará el nuevo plan técnico nacional de la Televisión Digital Terrestre y de la innovación tecnológica”, cuyo principal objetivo es “facilitar el despliegue de nuevas redes de telefonía móvil de 4G, para lo que se reducen las frecuencias asignadas para prestar el servicio de televisión”, aunque gracias a los avances tecnológicos “se mantendrían el mismo número de canales nacionales de televisión que los actuales”.

Oposición de la Junta

La Junta rechaza la decisión del Gobierno de no conceder ayudas, ya que, según ha remarcado, la ley 2/2011 de economía sostenible dispone que “los costes derivados de la reorganización del espectro radioeléctrico serán sufragados por la Administración con los ingresos obtenidos en las licitaciones públicas que se convoquen para asignar espectro radioeléctrico”, y la Comisión Europea “no ha formulado objeciones al Estado español para que pueda subvencionar a las comunidades de propietarios”.

Además, la consejería que dirige Diego Valderas recuerda que “la ciudadanía ya ha soportado los gastos provocados por el cambio a la TDT“, y que la nueva reorganización se realiza “para liberar un espacio radioeléctrico con el fin de destinarlo a una novedosa tecnología que muchas personas pueden ser que no la utilicen nunca”, de ahí que para este departamento resulte “absolutamente rechazable” que sea la propia ciudadanía “la que tenga que afrontar estos gastos, que benefician a las compañías de telecomunicaciones”. La Junta adelanta que presionará al ministerio para para que finalmente se dispongan ayudas.

EP

Se el primero en comentar

Deja un comentario