El Instituto de la Mujer califica de vejatorio el programa ¿Quién quiere casarse con mi hijo?

La directora general de Igualdad de Oportunidades y del Instituto de la Mujer, Carmen Plaza, ha calificado de “vejatorio para las mujeres” el programa de televisión ‘¿ Quien quiere casarse con mi hijo ?’, que ha emitido Cuatro y que ha finalizado con buenos índices de audiencia, ya que fue seguido por más de 1.900.000 espectadores.

Plaza ha señalado que “es un programa sexista y parte de su contenido es vejatorio para la imagen de las mujeres. Fomenta todos los estereotipos negativos asociados a éstas. Si son jóvenes se las cosifica y muestra como objetos sexuales, y son presentadas como personas dependientes y subordinadas a los varones, valorándose por encima de todo la belleza, incentivando el recurso indiscriminado a la cirugía estética y las habilidades domésticas de las participantes”.

La directora del Instituto de la Mujer fue igualmente crítica con el papel que juegan las madres en el espacio televisivo, al entender que “a las madres se les asigna un papel opuesto resaltando su capacidad de manipulación”.

Asimismo, Plaza también ha subrayado los comentarios vejatorios hacia las mujeres pronunciados en el programa, “como los de un concursante que, cuando la madre expresa que la candidata tenga al menos la ESO, él dice que la prefiere ‘mona, tetuda y cocinera’ o calificarlas de ‘tener pinta de frescorra, cara de golfilla, ser muy fresca…'”.

Para la directora del Instituto de la Mujer, entidad que ha recibido varias quejas contra este programa, el “reality” de Mediaset “es una clara desvalorización del sexo femenino”.

Por último, Plaza ha destacado el hecho de que “algunos de sus participantes incurren en comentarios racistas y/o clasistas: Se critica a ciertas candidatas por su color de piel, su procedencia, aspecto o extracción social”.

Servimedia

1 Comentario

  1. pregunto: ¿Las feministas que es lo que quieren, que idea persiguen?. Todo les molesta. Sras, señoritas, les pido disculpas porque a lo mejor les molesta que me dirija a ustedes empleando una cosa que se llama educacion. Veran el respeto y la tolerancia hacia los demas no implica que por narices tengamos que haceptar todas y cada unas de sus justa reivindicaciones. Existe dentro de la tolerancia el justo derecho a no compartir el mismo punto de vista de la personas que conviven a nuestro alrrededor. Por ejemplo si a mi no me gustan los homosexuales no tengo porque agasajarlos, otra cosa bien distinta es que no les respete. Por ejemplo: si no soy partidario del alborto libre, no traten ustedes de convencerme de que matar a un ser vivo dentro del vientre de la madre es natural o un gran logro para la mujer, respeten tambien mi opinion. Tambien les dire que ustedes pretenden ser como los hombres, se imagina un mundo donde solo hubieran hombres o solo mujeres, que aburrimiento ¿no?. Pues asi me parecen ustedes las feministas. posdata: el programa es muy entretenido es una pena que austed no le guste.

Deja un comentario