29 noviembre 2020

TDT: Listas de frecuencias actualizadas por Comunidades Autónomas

«Spartacus: la guerra de los condenados»: estreno en abierto en Cuatro

Vencer o morir. Matar para vivir en libertad. Han crecido en número, están mejor preparados y se han convertido en un ejército temible. Sedientos de venganza y condenados por la República, los hombres de Espartaco amenazan al Imperio romano para destruir todo lo que representa. Luchan contra la opresión y están dispuestos a pagar con su vida. Este es el leit motiv de Spartacus: la guerra de los condenados, cuarta y definitiva entrega de la serie que Cuatro estrena este miércoles a partir de las 00.30 horas.

Spartacus; Episode 107

Producida por Sam Reimi (Spiderman), protagonizada por Liam McIntyre (The Pacific), Manu Bennett (El Hobbit) y Simon Merrells (Las nuevas aventuras de Robin Hood), Spartacus llega a su final. Con unos espectaculares efectos visuales y con una marcada estética cómic, señas de identidad de la saga, la serie de Starz ha sido rodada íntegramente en Nueva Zelanda, traducida a 15 idiomas y emitida en más de 150 países.

Guerra total contra Roma

Tras la derrota de Cayo Claudi Glaber, el ejército rebelde liderado por Espartaco (Liam McIntyre) y sus generales Crixus (Manu Bennett), Gannicus (Dustin Clare) y Agron (Dan Feuerriegel) siguen acumulando victorias sobre Roma. Ahora son una fuerza imparable que ha comenzado a desafiar incluso a los ejércitos más poderosos de la República y se preparan para lo inevitable: una guerra total contra Roma.

Ante esta situación, el Senado recurre a uno de los ciudadanos más ricos, un poderoso político, estratégico y ambicioso, Marco Craso (Simon Merrells), que no cometerá los mismos errores que sus predecesores. Craso ha estudiado a sus rivales, conoce sus movimientos y sus motivaciones y está convencido que con su estrategia puede aplastar a Espartaco y a la rebelión.

Durante su camino a Roma, el ejército de Espartaco crecerá en número con la llegada de los cilicios, un grupo de piratas despiadados que atacan buques y costas y que se han convertido en otro problema para la República. Pero cuando los dos grupos unen sus fuerzas, crece la desconfianza entre ellos: mientras que los rebeldes de Espartaco luchan por la libertad, los cilicios se mueven únicamente por dinero.

NP



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *