Las públicas y privadas piden preservar la TDT ante el segundo dividendo digital

Representantes de RTVE, de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA) y de EuropeanBroadcasting Union (EBU) han reclamado la salvaguarda de la TDT al menos hasta 2030, al tiempo que han pedido que la Unión Europea dé flexibilidad a España para que el proceso del segundo dividendo digital se prolongue hasta 2022.

Así lo han indicado este lunes 14 de noviembre en una mesa redonda, celebrada en el foro ‘Por una televisión universal y gratuita’, organizado por Unired en la sede de la Representación de las Instituciones Europeas en España, donde se ha debatido sobre el papel de la TDT en el futuro de la televisión y sobre las convergencias progresivas del sector audiovisual.

Por mandato comunitario, España tiene que hacer público su plan nacional para el segundo dividendo digital –liberación de la banda superior a 700 MHz (694-790 MHz) del espectro radioeléctrico para servicios móviles– antes del 30 de junio de 2017, previsto para 2020 –aunque prorrogable hasta 2022–.



Este nuevo dividendo conllevará un nuevo proceso de antenización en España, como el que tuvo que llevarse a cabo en 2015 durante el primer dividendo digital –por el que se liberó la banda de los 800 MHz para el desarrollo del 4G móvil–.

La mayoría de los ponentes han manifestado su preocupación por el uso de la banda ancha por parte de los operadores de telecomunicaciones. En este sentido, el director general de UTECA, Andrés Armas, ha indicado que “no quieren el espectro de las televisiones sino sus audiencias” y ha afirmado también que existe una “clara agresión” a la televisión en abierto.

“Me temo que tenemos enfrente a contrincantes no tan partidarios del apaciguamiento. Tendremos que mostrar la misma agresividad que ellos en la defensa de una televisión universal y gratuita”, ha añadido.

La coordinadora y experta senior en Tecnología e Innovación de EBU, Elena Puigrefagut, ha reclamado también seguridad jurídica en el uso la banda ancha de 700 MHz, ocupada en la actualidad por los servicios de difusión de televisión digital terrestre, y estabilidad hasta 2030.

Según Puigrefagut, que se abra el uso de esta banda ancha al servicio móvil es un “riesgo muy importante” para que en el futuro “no sólo haya un segundo dividendo digital, sino un tercero o un cuarto” y sea “el fin de la TDT”. “Estamos bastante inquietos y necesitamos certeza a largo plazo”, ha aseverado.

El director general de RTVE, Enrique Alejo, ha advertido también de que los operadores de extracomunitarios “no cumplen buena parte de la legislación”, tanto europea como de los distintos países y ha asegurado que esta presencia “masiva” está “dificultando” a las industrias culturales y creativas.

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario