Reclaman un segundo dividendo digital sin coste para la ciudadanía

UGT ha reclamado al Gobierno que el segundo dividendo digital no tenga coste para la ciudadanía por la nueva reantenización de la TDT.

El sindicato ha remitido al Ejecutivo una respuesta a la consulta pública que planteó la Secretaría de Estado de Agenda Digital sobre el segundo dividendo digital, por el que deberá liberarse la banda de los 700 MHz en 2020 para los servicios de 5G.

Igual que en el primer dividendo de 2014, UGT considera que no se puede cargar sobre los ciudadanos el gasto de resintonizar las TDT en sus hogares.


“Se trata de un trastorno que, aunque vaya en beneficio de la sociedad y de la economía, acarrea unos costes que no deben repercutirse directamente contra las familias. Por tanto, hemos exigido que en este segundo dividendo digital también se subvencionen todos los costes de reantenizar la TDT en los hogares españoles”, señala el sindicato.

UGT recuerda además que todavía existen 49.081 núcleos de población que no disponen de cobertura de banda ancha rápida, ni existe previsión de obtenerla en los próximos tres años, y casi 50.000 núcleos de población están situados en zonas con una velocidad de conexión a Internet inferior a 30 Mbps, en donde residen casi cinco millones de españoles. “Es evidente que con datos así, la garantía de cohesión territorial que prevén nuestras legislaciones no se cumple”, afirma. “La liberación de la banda de los 700 MHz y su vinculación al futuro 5G representan una oportunidad única para cerrar esta fractura digital y social”.

Por otro lado, y en cuanto a los aspectos técnicos de la licitación, UGT entiende que se debe “huir de una subasta puramente dineraria” para afrontar una licitación que conlleve compromisos de inversión y de creación de empleo.

Según UGT, el sector de las comunicaciones vive desde 1998 una “sangría” de puestos de trabajo que alcanza una destrucción neta de más de 37.000 empleos en 17 años.


Por último, el sindicato subraya que la posibilidad, aunque sea lejana, de una desaparición parcial o total de la TDT como tecnología que soporta la emisión pública hasta los hogares “debe estar presidida por la necesidad democrática de dar continuidad tecnológica universal a la televisión pública en abierto, posibilitándose, en cualquier caso, que la televisión en abierto y todos los canales públicos lleguen a los hogares españoles bajo premisas de libertad de información y universalidad”.

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario