Los canales religiosos compiten con las emisiones de videncia en la TDT

El fenómeno de la ocupación ilegal de frecuencias de TDT que el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) viene constatando desde 2010 se centraba hasta ahora casi exclusivamente en la emisión de contenidos ilegales como eran la videncia, chats eróticos y la pornografía -eliminada ya de las pantallas- o los espacios de teletienda. Sin embargo, el último informe ha revelado un auge de los canales religiosos de distintas confesiones que se han lanzado a la ocupación de frecuencias de televisión local y que suponen un 19% de estas emisiones sin licencia detectadas por el Consejo.

El Informe sobre los contenidos emitidos por las televisiones bajo competencia del CAA en 2014 revela un descenso en la invasión de frecuencias libres de TDT local de seis puntos porcentuales. Así, el 45% de los canales grabados y analizados por el Consejo el año pasado carecían de concesión administrativa, cuando en 2013 este porcentaje se situaba en el 51%.

La mayor parte de estos operadores sin licencia (77%) emiten consultorios en directo de videncia, programas de chat y teletienda, y un 4% contenidos generalistas. Que los canales religiosos representen ya el 20% de esta ocupación de frecuencias evidencia, advierte el CAA, que este fenómeno ha dejado de ser un hecho puntual para convertirse en una tendencia. Por ello, ha acordado realizar un análisis monográfico sobre los contenidos que emiten estos operadores.

Entre los canales religiosos captados está Córdoba Internacional TV que, además de contenidos netamente religiosos y publicitarios, difunde programas informativos, culturales y de entretenimiento. Este operador ocupa frecuencias libres de Sevilla, Córdoba, Málaga y Granada. De origen saudí, Córdoba Internacional TV es uno de los dos canales musulmanes que emite en español a través del satélite Hispasat 1C con el fin de promover el conocimiento del Islam en España y América Latina.

Córdoba Internacional TV aterrizó en España en 2012 y en su página web se informa sobre el desarrollo de acuerdos para explotar licencias de TDT en la Comunidad de Madrid. Hace tres años, sus representantes anunciaron su intención de extenderse a las cuatro ciudades andaluzas señaladas anteriormente, un objetivo que han logrado por la vía de los hechos.

Nazareno TV es otra de las televisiones religiosas sin licencia captadas por el CAA. Es un canal católico con programación esencialmente religiosa aunque incluye programas deportivos, musicales, espacios de arte y contenidos publicitarios que emite en la provincia de Málaga. Su página web enlaza con el portal oficial del Vaticano.

En Granada se han detectado las emisiones de Radio Televisión Vida, de carácter variado aunque no se han detectado espacios informativos. Este operador difunde su señal a través de TDT en otras comunidades autónomas. Se trata de un proyecto audiovisual original de Murcia, impulsado por la comunidad evangélica con la intención de abarcar el sur de España. El CAA ha catalogado asimismo los contenidos de TV Cristiana, un canal evangélico que emite también en Granada programas exclusivamente religiosos y comerciales.

Otra de las señales detectadas pertenece a Solidaria TV, con emisiones en las provincias de Málaga y Granada. La información que se facilita en su página web indica que este canal está implantado en 70 países con el propósito de difundir el trabajo que realizan en el mundo las ONG y promover el cristianismo. La empresa audiovisual está vinculada a Remar, una ONG dedicada a la reinserción social de personas drogodependientes, que en España cuenta con una importante implantación.

Junto a estas emisiones ilegales de carácter religioso, el Consejo destaca en su informe la aparición de canales locales públicos y privados sin licencia administrativa que ofrecen una programación generalista, como Cadena Indalo (Almería) y Perita TV, en Málaga. El caso de Tarifa (Cádiz) es singular, puesto que este consistorio no ha regularizado su servicio de televisión local que, sin embargo, ha sido objeto de dos quejas a la Oficina de Defensa de la Audiencia del CAA por falta de pluralismo e imparcialidad informativa.

Medidas para acabar con los canales pirata

La decisión que acompaña a este informe reitera la complejidad que encuentran las administraciones públicas para combatir este intrusismo televisivo presente en todas las comunidades autónomas, y que causa un enorme daño a un sector especialmente castigado por la crisis económica y publicitaria. El CAA, que denuncia ante la Dirección General de Comunicación Social de la Junta de Andalucía todas estas emisiones sin licencia, ha propuesto varias medidas para contribuir a su erradicación.

Algunas de estas medidas han sido incluidas en el Plan de Ordenación e Impulso del Sector Audiovisual Andaluz (POISA), como la modificación de la regulación para que pueda sancionarse a las empresas que contratan publicidad en estos canales, -lo que atajaría su principal fuente de financiación- e impedir que estos operadores puedan contratar los servicios de transporte y difusión de señal de radio y televisión.

La TDT autonómica privada: 24 horas de televenta y tarot

Respecto a los contenidos emitidos por las televisiones autonómicas privadas en Andalucía, el análisis constata el fracaso de los objetivos previstos en la implantación y el desarrollo de la TDT hace ahora cinco años. Estos objetivos pasaban por impulsar el sector audiovisual andaluz gracias al desarrollo de televisiones comerciales autonómicas que asegurasen el derecho ciudadano a recibir una comunicación plural.

consejo-audivisual-andalucia

En cambio, lo que existe en la actualidad en este ámbito desde 2013 es un canal (EHS TV) donde el 73% de las emisiones son programas de televenta y el 26% restante, consultorios de videncia y tarot. Estos contenidos se emiten en la frecuencia que originalmente fue adjudicada a la sociedad Avista TV.

El otro canal privado incluido en el informe es la frecuencia asignada a Prensa Alicantina, donde continuaron emitiéndose hasta febrero de 2014 los contenidos producidos por el canal religioso de origen mexicano María Visión. Estas emisiones fueron sustituidas por Bom TV, que emitió entre el 21 de mayo y el 30 de septiembre algunos contenidos generalistas, si bien casi el 50% de sus contenidos consistieron en programas de videncia y de ventas. Este proyecto finalizó en octubre del año pasado como consecuencia de la supresión del canal múltiple autonómico que aprobó el Gobierno central y que regula el Plan Técnico Nacional de Televisión Digital Terrestre.

En este sentido, el CAA recuerda en su decisión la necesidad de establecer mecanismos de control de las transmisiones de licencias. El Consejo advirtió en 2013 de la necesidad de control del cumplimiento de los compromisos adquiridos por las empresas adjudicatarias de los canales de televisión y en los negocios jurídicos que, por la vía de los hechos, han quedado al margen de su supervisión.

Esta medida se ha incorporado al POISA, como también la obligación de informar a las autoridades competentes sobre los cambios que se produzcan en los servicios de comunicación audiovisual y publicar en la web tanto las modificaciones de programación como el accionariado de las empresas concesionarias.

Estabilidad en la parrilla de Canal Sur TV y más información en las locales

Los contenidos emitidos en 2014 por Canal Sur TV, el informe no arrojan grandes novedades respecto del año anterior. Predomina la información, con el 30% de los contenidos emitidos y el entretenimiento (25,6%), seguidos de la ficción (12,25%). Se ha registrado un ligero descenso de la programación deportiva, que supone el 0,14% de los contenidos, donde el fútbol abarca el 87% del total.

En el horario de protección infantil reforzada (entre las 8 y las 9 horas, y desde las 17 a las 20 horas), Canal Sur difunde sobre todo información (38,4%), entretenimiento (37%, básicamente magazines), ficción (5%) y programas culturales (5,7%). La animación supuso el 33% de la programación de ficción en esa franja.

En el ámbito de la televisión local, en 2014 se ha continuado el leve incremento de la programación informativa, sobre todo en el sector público, de cuatro puntos, después de que el CAA detectara un período de declive sobre el que alertó a los operadores afectados. En este sentido, se considera una evolución positiva pues la información de proximidad es una de las funciones primordiales que justifica la existencia de la televisión local.

Se ha producido un aumento de los telenoticiarios en las televisiones locales privadas, al pasar de un 13,63% de los contenidos emitidos en 2013, al 20,31% el año pasado. Otro factor que contribuye a incrementar el peso de la información en la totalidad de los contenidos en las televisiones privadas responde a la presencia de programas de debate y de opinión, que constituyen el 30% y el 11% del género informativo, respectivamente.

En general, la oferta televisiva local andaluza es generalista con predominio de la información (20%) y el entretenimiento (16%), así como un equilibrio de los programas culturales (9,63%), la ficción (7,24%) y la música (8,48%). En el deporte, las grandes diferencias entre el sector público y el privado estriba en que las primeras dedican el 40% de sus emisiones deportivas al fútbol, mientras que en las privadas este porcentaje alcanza el 70%.

Para realizar el informe de contenidos emitidos por las televisiones bajo competencia del CAA, se han analizado 19.731 horas de contenidos televisivos difundidos por canales autonómicos y 40.592 de emisiones locales, de las que el 14% de estas horas corresponden a televisiones que operan sin licencia administrativa. Estas cifras se traducen en la grabación y análisis de 66 televisiones locales públicas y privadas, así como 53 canales en los que a lo largo del año se han registrado emisiones pese a carecer de licencia administrativa, y cuatro autonómicas.

NP

Se el primero en comentar

Deja un comentario