“Fast N’ Loud” afronta un fantástico reto con el actor David Hasselhof

El lunes 2 de marzo, los chicos de Fast N’ Loud se enfrentan al reto más original de la temporada. En esta ocasión no se trata de restaurar una chatarra, convertirla en una joya y venderla en subasta al mejor postor, sino de atender el peculiar encargo de un cliente que quiere hacerse un espectacular regalo de cumpleaños de lo más ochentero: una réplica exacta de KITT, el Pontiac Trans Am negro y parlanchín que se hizo famoso en todo el mundo gracias a la serie El coche fantástico.

discovery-max

A principios de los años 80, la cadena estadounidense NBC emitió una serie que, exportada a todo el mundo, consiguió convertirse en todo un fenómeno entre adolescentes y preadolescentes, fascinados por las aventuras de un Firebird dotado con inteligencia artificial y su aguerrido conductor. Tanto éxito tuvo que algunos de aquellos púberes, bien entrado el siglo XXI, aún siguen soñando con pilotar su propio KITT. ¿Y cómo puede conseguirse ese sueño? Pues recurriendo a Gas Monkey Garage, el lugar en el que la imaginación viaja sobre cuatro ruedas.

Y para convencer a Richard Rawlings de que acepte el trabajo y ponga en marcha la maquinaria del Gas Monkey, nada mejor que un buen fajo de billetes sobre la mesa. Con el símbolo del dólar en las pupilas, Rawlings no tiene más remedio que acceder a las peticiones de su caprichoso cliente, entre las que figura, además de fabricar el coche de sus sueños, convencer al propio David Hasselhoff para participar en la fiesta. Por difícil que pudiera parecer satisfacer sus deseos, la generosa oferta del adinerado cliente resulta irrechazable para un hombre de negocios como Rawlings.

De este modo, Fast N’ Loud dedica este lunes dos episodios a encontrar un Pontiac adecuado que dejar en manos de Aaron Kaufman, para que obre el milagro de revivir a KITT, mientras Rawlings dedica sus esfuerzos a localizar y convencer a David Hasselhoff, actor, cantante y el conductor titular de uno de los coches más famosos de la televisión. ¿Podrán estos maestros de la automoción tener el coche listo y a tiempo para el cumpleaños y convencer a Hasselhoff para que participe en el evento?

NP


Se el primero en comentar

Deja un comentario