Instaladores dicen que la mitad de edificios catalanes no tendrá adaptada la TDT en enero

Los instaladores estiman que un 50% de los 182.000 edificios catalanes que necesitan adaptar sus antenas colectivas para continuar recibiendo la oferta completa de canales de televisión una vez finalice el proceso de liberación del dividendo digital no estarán preparados antes del 1 de enero, cuando expira el plazo otorgado por el Gobierno central, y vean limitada la recepción de canales.

Así lo ha asegurado el presidente de la Federación Catalana de Empresarios Instaladores de Telecomunicaciones (Feceminte), Román Lantarón, que ha explicado que hasta esta semana se han adaptado el 39% de los edificios, por lo que queda todavía pendiente un 61% a falta de tres semanas.

tdt1

Unos 182.000 edificios catalanes –una gran parte en la provincia de Barcelona– equipados con monocanales o centralitas programables deben realizar las adaptaciones de sus sistemas de antena colectiva, lo que afecta a 2,4 millones de viviendas y unos 4,7 millones de catalanes; el resto solo deberá sintonizar su televisor para buscar la nueva ubicación de los canales.

Los programas de televisión han comenzado a emitir a través de las nuevas frecuencias asignadas en el Plan Técnico de la TDT, y a partir del 1 de enero de 2015 todos los programas emitirán únicamente por la nueva frecuencia asignada.

Lantarón ha pedido una moratoria de al menos tres meses para poder hacer frente a todas las instalaciones porque se han encontrado que los fabricantes no han podido “acaparar” toda la demanda de nódulos para la adaptación, y que las demandas que los instaladores reciben ahora ya tendrán que ser atendidas a partir de enero.

El presidente de Feceminte ha asegurado que la falta de material no es culpa de los fabricantes, sino del Gobierno central que ha tardado en proporcionar la información para las adaptaciones, y tampoco ha proporcionado información suficiente al usuario final.

EP



Se el primero en comentar

Deja un comentario