La Junta protesta a Industria la pérdida de un múltiple de la TDT

Al Ministerio de Industria se le acumulan los problemas y las objeciones a un plan de resintonización de la TDT para la liberación del dividendo digital que ha desagradado a todas las partes, con una campaña que ha entrado en cuenta atrás sin apenas información al ciudadano. Entre las medidas del Real Decreto presentado el pasado día 19 se encuentra la supresión de un múltiple de canales de ámbito autonómico (4 por paquete de frecuencias) que reduce la oferta local en todo el territorio nacional salvo en Cataluña, que mantendrá el múltiple de la corporación pública TVC y otro múltiple privado con licencia para el Grupo Godó.

La Junta de Andalucía contempla un agravio comparativo y los servicios jurídicos han iniciado la redacción de un recurso contencioso administrativo con este Plan Técnico Nacional de Televisión Digital Terrestre (TDT) que llega muy tarde ya que el 31 de diciembre tiene que quedar libre el espacio radioeléctrico entre los 790 y 862 megahercios para la explotación del 4G a cargo de las tres principales compañías telefónicas.

andalucia-mapa

En Andalucía se mantendría un múltiple que en estos momentos estaría ocupado en tres cuartas partes por la señal de la RTVA y un cuarto canal de Vocento, mientras que el segundo múltiple cuenta con las licencias del grupo Prensa Ibérica y del Grupo Joly, editora de este periódico. La RTVA en estos momentos no tendría espacio para poner en marcha el nuevo canal temático de servicio público que querría iniciar en 2015 y pierden su sitio en la TDT dos concesiones aprobadas por la Junta de Andalucía que aguardan un momento propicio para su explotación comercial. El desarrollo de la HD por las cadenas regionales también queda mutilado por esta decisión. El consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, recuerda que a lo largo de los meses pasados brindó la colaboración a Industria para que no se viera afectada en un futuro la oferta audiovisual andaluza y que finalmente, tras mucho tiempo en que pudiera haberse dado un margen para negociaciones, el gobierno autonómico andaluz se encuentra con los hechos consumados y sin tiempo de reacción o negociación. En la misma situación que Andalucía se encuentran otras comunidades. El plante de las autoridades catalanas en este ámbito surtió efecto en la redacción del plan. Jiménez Barrios lamenta que el Gobierno central ha ignorado a las autonomías “sin tener en cuenta ninguna de las alegaciones realizadas desde Andalucía”. El consejero señala que con la desaparición de un múltiple concedido en parte se está afectando “grave y directamente a las competencias de la comunidad en materia de comunicación social”.

El desastre del plan del dividendo digital se agrava en su influencia directa en los ciudadanos. José Manuel Muñiz, director de la asociación andaluza de instaladores, Faitel, y portavoz del gremio a nivel nacional, se horroriza de la nula existencia de demanda para la reparación de antenas cuando queda menos de tres meses para este segundo apagón en los televisores. El anuncio del ministro de Industria, José Manuel Soria, del desembolso de 286 millones de euros destinados a las reparaciones ha venido a paralizar todas las iniciativas vecinales. Tras el Real Decreto tendría que llegar el documento que especifica el proceso y distribución de las ayudas, plan que no ha sido redactado. “Hay desasosiego por esta parálisis”, alerta Muñiz ya que aún no ha existido una campaña divulgativa que informe sobre cómo afecta estos cambios del dividendo digital. “Lo que tememos es que si todo se concentra en unas pocas semanas la industria electrónica se colapse para servir los componentes más habituales para estas reparaciones”, se advierte desde Faitel. El consejero de Presidencia ha protestado también por la dejación de Industria en sus obligaciones de financiar el coste que supone a los ayuntamientos las adaptaciones de los centros emisores.

Los instaladores también se han percatado que las interferencias entre 4G y TDTV por la cercanía de uno y otro servicio en el espacio radioeléctrico “no es una probabilidad, sino una realidad”. Industria ya reconoció interferencias en la prueba piloto en la provincia de Zamora. Ahora han de analizar más en detalle de qué manera podrían sufrir interferencias móviles y televisores en 2015. Los núcleos rurales con emisores más sencillos son los que podrían sufrir consecuencias más graves.

Diario de Sevilla

Se el primero en comentar

Deja un comentario