Empieza la adaptación de los edificios para la nueva TDT

Los instaladores de telecomunicaciones ya han comenzado la adaptación de edificios para permitir a los ciudadanos sintonizar los canales de la TDT, tras el cambio de frecuencias al que se verán obligadas las cadenas, debido al dividendo digital.

Así lo ha indicado el director gerente de la Federación Nacional de Instaladores e Integradores de Telecomunicaciones (FENITEL), Miguel Ángel García Argüelles, quien recuerda que el plan podría conllevar 1,2 millones de adaptaciones en un plazo de cuatro meses, hasta el 31 de diciembre, cuando se prevé concluya la ordenación de canales.

A día de hoy, las principales actuaciones de las empresas instaladoras se centran en contactar con los administradores de fincas para iniciar “cuanto antes” este proceso, empezando por la presentación y aprobación de los presupuestos, si bien Argüelles ha explicado que en algunas zonas se ha comenzado ya la adaptación.

“El comportamiento de la demanda es la clave para el sector”, ha señalado el directivo de FENITEL. El coste que conllevará esta adaptación se mantendrá, tal y como estaba previsto, en torno a 20-25 euros de promedio por vivienda en edificios tipo de veinte viviendas.

Tras la propuesta de Real Decreto para regular el Plan Nacional de Ordenación de la TDT presentada por Industria a finales de julio, FENITEL, el cuatro de agosto, distribuyó una circular para todas sus empresas asociadas en las que indicaba los pasos a seguir para promover las adaptaciones de edificios de forma correcta.

En cuanto a los presupuestos, FENITEL ha insistido en la importancia de que cada instalación colectiva incluya “desde el inicio” la realización de las dos fases (incorporación de los nuevos múltiplex primero y posteriormente la desinstalación de los que quedan sin servicio y ajuste final de la instalación) para que el presupuesto sea “único y contemple el coste total de trabajos”.

tdt-televisor

En esa primera actuación los antenistas se deberán centrar en incorporar el nuevo equipamiento monocanal selectivo que permita recibir los nuevos múltiplex en cada zona. “Los equipos monocanales son los que mejor adaptan las señales y los que ofrecen mayor calidad” mientras que la amplificación multicanal o las centrales programables deben quedar restringidas para las instalaciones de pequeño tamaño, ya que son para las que están concebidas tal y como lo define el Real Decreto 346/2011 y prescriben sus fabricantes, la industria española de tratamiento de la señal”.

Posteriormente, la segunda fase (que se iniciará cuando todos los canales ya estén en emisión y se reciban en el emplazamiento) comprenderá el ajuste final de los equipos y la retirada de los aparatos que quedan sin servicio, así como la entrega a las comunidades de propietarios de los boletines de instalación y sus respectivos protocolos de pruebas, documentos que son la garantía técnica de la instalación.

El plan, aprobado la próxima semana

 

En cualquier caso, el Ministerio de Industria ha convocado para el próximo jueves una comisión de seguimiento de alto nivel con la participación de los principales actores en este proceso y en el que se explicará el plan de actuaciones a seguir para poner en marcha el plan de ordenación de la TDT.

A día de hoy, tras su paso por el Consejo Asesor de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (CATSI), el plan se encuentra en el Consejo de Estado, órgano que deberá emitir un informe, previsiblemente esta semana. Fuentes del sector también han señalado a Europa Press que esperan la aprobación del plan en el Consejo de Ministros de la próxima semana.


De seis a cinco múltiplex privados, ocho múltiplex en total

 

Con el plan diseñado por Industria las televisiones privadas pasarán de contar con seis a cinco múltiplex y las comunidades autónomas, salvo Cataluña, contarán con uno frente a los dos actuales, mientras que RTVE que ahora tiene dos múltiplex, contará con un múltiple y dos tercios de otro múltiple.

Según las definiciones establecidas, cada múltiple puede albergar cuatro canales en definición estándar o tres en alta definición. Para los operadores privados de televisión se establecen cinco múltiples. Tres ya están creados. Uno es para Atresmedia, otro para Mediaset y otro lo comparten Net TV y Veo TV. Para estos tres múltiples se determina que la cobertura de señal deberá alcanzar al 96 % de la población española antes del 31 de diciembre de 2014.

De los dos múltiples de nueva creación, uno de ellos se distribuiría de la siguiente manera: un canal para Atresmedia y dos para Mediaset (MPE4). El cuarto canal de este múltiple saldría a concurso en formato estándar. Este múltiple deberá tener una cobertura del 80 % de la población española antes del 31 de diciembre de 2014 y del 96 % en los seis meses posteriores.

Los canales del quinto múltiple previsto por Industria saldrán también a concurso. Ahora bien, el plan no determinaba el plazo para convocar el concurso, ni si se hará, en el caso del quinto múltiple, para formato en alta definición (en cuyo caso saldrían a concurso tres canales) o en definición estándar (saldrían a concurso cuatro canales).

Tampoco determina en ningún momento la cobertura que debería cubrir este múltiple, si bien fuentes del sector prevén que finalmente este quinto múltiple (MPE5) disponga de las mismas obligaciones de cobertura que el cuarto múltiple (MPE4).

Finalmente en el segundo múltiple asignado a RTVE el conocido como RGE2 quedará espacio para que salga a concurso un canal de Alta Definición.

Diversas fuentes del sector interpretan que finalmente el concurso se abra para un canal de Definición Estándar y cuatro canales de Alta Definición que complementarán así la oferta ya existente.

Se el primero en comentar

Deja un comentario