Telefónica gestionará Telemadrid por 30 millones

Telemadrid sigue siendo una televisión es desguace. La autonómica madrileña sigue licitando distintas parcelas para adjudicar servicios que, entiende, no puede prestar y necesita externalizar. Todo después de haber llevado a cabo un ERE que supuso la salida de 861 profesionales. El último concurso adjudicado era uno de los más deseados en el sector audiovisual: la gestión de la emisión de la señal. La ganadora ha sido Telefónica, a través de su filial Telefónica Broadcast Services, S.L.U., por un montante de 7.397.658 euros (4.743.960 en servicios fijos y 2.653.698 en servicios variables).

Telemadrid resolvió el concurso el 18 de julio, eligiendo a Telefónica, una decisión que ha causado “malestar” e “indignación” no sólo en los trabajadores y ex trabajadores de Telemadrid, sino hasta en el propio sector. La oferta de la operadora no era la más barata. Según fuentes conocedoras del proceso, Mediapro y Secuoya habían presentado ofertas económicas más rentables, casi un millón de euros al año menos. En concreto, la oferta de Mediapro se situaría en 6,6 millones (4,2 en servicios fijos y 2,3 en servicios variables) y la de Secuoya en 6,4 millones al año (3,9 en servicios fijos y 2,4 en servicios variables).

“Telefónica lleva en Telemadrid desde cuatro días después de que nos llegaran las cartas de despido. Seguramente sea una casualidad que José Antonio Sánchez, director general de Telemadrid, sea un directivo en excedencia de esa empresa. Quien hace la ley hace la trampa y seguro que encuentran justificación pese al disparate de que no sea la más económica. Dirán que ya lleva tiempo haciendo ese trabajo”, explican ex trabajadores de la autonómica a este diario. “En todo caso a nosotros nos da igual que elijan a Telefónica, Secuoya o Mediapro. Lo que queremos es que nos readmitan y que se usen los recursos propios, que es lo más rentable”.

telemadrid-logo

Telefónica fue la elegida por Telemadrid, en enero de 2013 -días después de la salida de 861 trabajadores-, para realizar este servicio sin que se convocase un concurso y por un contrato de 1,2 millones. En junio de 2013 se convocó el concurso, que volvió a ganar Telefónica. La autonómica desestimó una propuesta de la Asociación de Afectados por la Gestión de la Televisión Pública Madrileña (AGTPM) , que proponían prstar el servicio por 160.000 euros mensuales.

El concurso adjudicado por Telemadrid contempla “la contratación de un servicio que le permita generar las señales de audio y vídeo, listas para la emisión, de los programas de Telemadrid, LaOtra y el canal web con programas grabados y en directo”, según describía en los pliegos. El presupuesto base de licitación o límite máximo del gasto era de 5.042.579 euros anuales, IVA incluido, para los servicios fijos y, atentos a esto, 3.394.784, IVA incluido, para los servicios variables.

La oferta de Telefónica rebaja ese límite, pero es superior a otras dos presentadas durante el concurso. “Es un disparate. No es descartable que se pueda producir una impugnación del concurso”, explican fuentes del sector.

Según las bases del concurso realizado por Telemadrid, el contrato tiene una duración de un año a partir del día 16 de agosto de 2014. Sin embargo, se contempla que “podrá ser prorrogado por anualidades, de mutuo acuerdo por las partes, hasta un máximo de cuatro (4) anualidades de vigencia total del contrato”. Es decir, Telefónica podría gestionar la externalización de las emisiones de la cadena por cuatro años, lo que supondría casi 30 millones en total (29,5 millones).

“Es un despilfarro de dinero público para favorecer a empresas privadas. No hay justificación, pues sería más barato hacerlo con recursos propios, con recursos que están cogiendo polvo”, sentencian fuentes del comité de Telemadrid. “Esta decisión es una continuación de la hoja de ruta marcada con el ERE: despedir a los trabajadores y subcontratar todo. Es curioso que se justificara el ERE por razones económicas y encuentran dinero para externalizar todo. Este año cuentan con 54 millones para externalizar, dinero que pagan los madrileños, que ya han desembolsado unos 60 millones por el ERE. Lo más barato es que se readmitan a los despedidos y se haga uso de los recursos propios”.

En las últimas fechas, Telemadrid ha fallado distintos concursos para la externalización de servicios. Unos de los más llamativos y polémicos han sido los relativos a la renovación de la imagen corporativa y al vestuario e imagen de los presentadores, a los que destinó casi un millón de euros.

El Mundo

Se el primero en comentar

Deja un comentario