Los instaladores avisan del riesgo de un apagón de la TDT el 1 de enero

Imagínese en Nochevieja. Toda la familia reunida frente al televisor, engullendo uvas a dos carrillos para llegar a la última campanada sin ninguna uva en el plato. Prueba superada, consigue entrar en 2015 con su dosis de buena suerte, pero… ¡Ay va, se ha ‘escacharrao’ la tele! Si eso le sucede, evite recurrir a los clásicos golpecitos a la pantalla, porque no va a conseguir reparar el televisor. Será un síntoma de que se ha llegado tarde a una cita para que la TDT y los sistemas ‘4G’ de telefonía móvil –que permiten mayores velocidades de descarga de datos– convivan en armonía en la antena de su edificio.

«El Dividendo digital –así se llama la comunión– contempla que en 2015 la TDT ocupe como máximo los canales del 21 al 60, dejando libre la banda alta (la comprenden los canales del 61 al 69) para los sistemas 4G», explica José Antonio Martínez, vicepresidente de AIER (Asociación Profesional de Instaladores, Electricistas, Energías Renovables y Telecomunicaciones de La Rioja).

tv-apagon

Aunque el ‘apagón’ de los canales de banda alta (en los que se encuentran los operadores con mayor audiencia de España) estaba previsto para el pasado 1 de enero, la aplicación del Dividendo no ha hecho más que acumular retrasos. «Ya empezó a tratarse cuando Rodríguez Zapatero era presidente del Gobierno y el Ejecutivo conocerá los motivos del retraso, pero lo cierto es que nos está pillando el toro», sostiene Martínez.

No obstante, pese a que usted sea una persona previsora y quiera evitar empezar el año sin televisión, lo cierto es que no puede recurrir a nadie para resintonizar la antena de su edificio. «El 1 de enero tiene que estar finalizado todo el proceso, pero nadie puede acudir a nosotros para ello», detalla el vicepresidente de AIER, ya que «sin un Plan Técnico detallado no hay forma humana de saber cuántos amplificadores hay que instalar para adaptar la antena».

El tiempo apremia

El texto que reclaman los instaladores, el que tiene que describir qué actuaciones hay que emprender en todas las antenas de edificios de más de seis viviendas, «debería estar listo al menos medio año antes de empezar a operar en las antenas, porque los fabricantes tienen que hacer el material necesario; sin él estamos atados de pies y manos». Esto es, la fecha límite es bien cercana: el próximo 1 de julio.

No obstante, Martínez no confía en que el Ejecutivo central vaya a llegar a tiempo: «mucho me temo que es una labor sorda, porque no veo que el Gobierno anticipe nada por el momento».

Los instaladores reclaman, además, que la Administración lance una campaña informativa para que los ciudadanos sean conscientes de lo que está por venir si finalmente el Dividendo no se aplica en fecha, que no es ni más ni menos que la desaparición de 16 canales de televisión (y siete de radio) de los televisores de los hogares.

El Correo 

Se el primero en comentar

Deja un comentario