Industria dice que no habrá ningún decreto que elimine múltiplex de la TDT

El Ministerio de Industria asegura que este viernes el Ejecutivo español “no aprobará ningún Real Decreto sobre las frecuencias asignadas a la televisión digital terrestre (TDT) ni en particular a las televisiones autonómicas de TDT”, desmintiendo al conseller de Presidència, Francesc Homs, quien este lunes denunciaba el cierre de uno de los dos múltiplex de la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió (CCRTV) que cuentan con cuatro canales cada uno.

El Ministerio afirma que “en su momento” presentará un nuevo Plan Técnico Nacional de Frecuencias que regule la aplicación del proceso del llamado “Dividendo Digital”, que ha puesto en marcha no el Ejecutivo español, sino la Comisión Europea, y que obliga a liberar un 20% de las frecuencias que ahora se destinan a la TDT para poder proporcionar a todos los ciudadanos europeos los servicios de Internet en movilidad que proporciona la banda ancha ultra rápida móvil en tecnología 4G.

En el marco de una sentencia del Supremo

El Ejecutivo del PP trata de elaborar un plan que pueda hacer compatible el disfrute de esos servicios de banda ancha móvil para smartphones, tabletas y portátiles en todo el “territorio nacional” con tecnología 4G con el mantenimiento de las emisiones de TDT de canales públicos y privados.

tdt-televisor

Lo que ha ocurrido, sin embargo, es que el plan se elabora en el contexto de una sentencia del Tribunal Supremo, que anuló la concesión en 2010 de los canales de TDT, al entender que se había hecho sin el correspondiente concurso público. Ello se produjo a principios de mayo, y obligó al cierre de nueve canales de la TDT de ámbito estatal, que afectó a la propia TVE, a Telecinco y a Antena 3. Ese plan de cambio de frecuencias, para adaptarse al 4G, debería estar listo antes de enero del 2015.

No hay ningún plan

El Govern de Artur Mas considera que hay “soluciones técnicas” para solventar el problema. Un día después de incendiar los ánimos, provocando que los sectores independentistas agitaran las redes sociales con el lema de “TV3 no se toca”, el secretario de Comunicación del Govern, Josep Martí, ha querido calmar las aguas, aunque sin renunciar al sentimiento de agravio. Según Martí, la Generalitat lleva dos años intentando reunirse con la secretaria de Telecomunicaciones para explicarle su planteamiento, pero sólo ha obtenido “el silencio por respuesta”, según informa Economía Digital.

Se el primero en comentar

Deja un comentario