HbbTV, la televisión conectada que desterrará a la TDT

La Hybrid Broadcast Broadband es el futuro de la programación en televisión. Fusiona los contenidos tradicionales con las opciones de Internet.

hbbtv

La televisión híbrida, conocida como HbbTV, es un estándar de televisión interactiva. Establece un marco que permite disfrutar de esta TV con Internet. La iniciativa nació y fue impulsada por las principales televisiones públicas en Europa.

En España, se pueden tener algunas experiencias gracias a Radio Televisión Española (RTVE). Para su funcionamiento no necesitamos que la pantalla esté conectada al televisor sino que debe estar debidamente dotado para aceptar esta tecnología. Se centra más en la capacidad de mostrar páginas webs y reproducir contenido para ejecutar órdenes y programas complejos. El televisor se convertirá en una especie de iPad. Las operadoras de telecomunicaciones o empresas que han empezado a comercializar este tipo de televisión son Ono Tivo, Google TV, Windows Media Center, Ono TV y ADSL Orange.

Cuando veamos los contenidos, ya no estaremos hablando de espectadores sino de usuarios. Existen dos tipos: los propietarios que poseen Smart Tv (receptores y televisores) y Televisiones con conexión USB (USB con servicio de Smart Tv incorporado). Ellos necesitarán registrarse para poder hacer uso de este servicio. Se creará una identidad digital para cada miembro del hogar en el que se disponga de una televisión conectada. Por lo que al espectador dicha identidad digital será la que almacene y predetermine sus gustos.

Hasta aquí parece que el tener una televisión con Internet pueda ser un lujo y una comodidad pero existe un problema con el modelo de negocio. Cada fabricante (como pueden ser Panasonic, LG o Sony, entre otros) ha apostado por un sistema de aplicaciones, muy parecido al de Apple con la App Store, en el que venden sus propias creaciones. Esto limita a los usuarios puesto que no pueden optar a todas las aplicaciones existentes.

El sistema propio de cada uno, no solo perjudica a los usuarios sino también a las empresas desarrolladoras que deben hacer un tipo de programación para el televisor de cada empresa. También, daña a la publicidad puesto que no ofrece un modelo de negocio ni de cobro estándar para poder alcanzar el mayor público.

En lo que se refiere a las audiencias, la iniciativa hace peligrar las empresas de mediciones de share tal y como las conocemos puesto que hasta ahora solo hay una entidad que se ha involucrado en estudiar y llevar a término la medición de audiencias a través de la red.

Se trata de Social TV lo hace basándose en dos grandes pilares: la calidad y el análisis global. Estudia parámetros como sentimiento positivo o negativo, gracias a los comentarios en las aplicaciones y Redes Sociales pueden saber lo que opinan y sienten los espectadores al ver la programación. Retweets, miden el número de personas o perfiles digitales que hablan sobre determinado programa o cadena de televisión.

Y por último Influencers, una red constituida por blogs y websites especializados en tendencias. La Red cubre diversas áreas de interés para este colectivo: innovación, diseño, arquitectura, moda, tecnología, street-art, artes audiovisuales, artes escénicas, performances, fotografía, publicidad, y un largo etcétera.

A pesar de ser una idea con mucho potencial, todavía necesita una acción conjunta de cadenas de televisión que ofrezcan el contenido; de empresas de telecomunicaciones que den forma a los soportes y de estudio de negocio para las audiencias y la publicidad. Aunque, cada vez está más cerca, todavía se encuentra en sus inicios y queda mucho por desarrollar y unificar, para que destierre a la TDT de los hogares.

Intereconomia.com

1 Comentario

  1. El artículo adolece de una falta de rigor total. Creo sinceramente que hay que leer un poquito más, ordenar las ideas y luego ya ponerlas en orden.

Deja un comentario