El primer Debate sobre el estado de la Nación registra una audiencia pobre

El primer Debate sobre el estado de la Nación de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno ha conseguido atraer menos audiencia en televisión que el último de José Luis Rodríguez Zapatero.

Concretamente, el canal 24 Horas reunió este miércoles 185.000 espectadores durante la sesión de la mañana, frente a los 230.000 que los que se congregaron para verlo en 2011 a través de La 2 de TVE y el canal 24 Horas.

En la sesión de tarde, protagonizada por el enfrentamiento entre el líder de la oposiciónAlfredo Pérez Rubalcaba y el presidente del Gobierno, un total de 409.000 telespectadores vieron el debate a través de canal 24 Horas, 152.000 menos que los 561.000 espectadores que presenciaron el enfrentamiento dialéctico entre el entonces líder de la oposición Mariano Rajoy y Zapatero, según un informe elaborado por Barlovento Comunicación con datos de Kantar Media.

En cualquier caso la cifra de audiencia de 2013 y 2011 queda lejos de récord de audiencia conseguidos otros años, como los 2,2 millones de espectadores que vieron en 1995 a través de La 2 el último debate sobre el estado de la nación entre Felipe González como presidente del Gobierno y el de José María Aznar como líder de la oposición.

El siguiente debate más seguido en TVE fue la sesión de tarde del debate sobre el estado de la nación de 1998, el segundo como presidente de José María Aznar, en el que se enfrentó a José Borrell en el papel de líder de la oposición. En esa ocasión, 1,6 millones de espectadores vieron el debate entre ambos políticos.

Generalmente el momento que más atención genera es el de la tarde del primer día, cuando la posiciones del líder del primer partido de la oposición se contraponen a la postura del presidente del Gobierno. Así ocurrió en el debate del estado de la nación de 1992 (1,6 millones de espectadores la sesión de tarde del primer día), en el de 1994 (con 1,47 millones de espectadores en esa sesión); y en el de 2003 (1,3 millones de euros).

En los últimos años los debates sobre el estado de la nación han ido perdiendo telespectadores, aunque con algunas variaciones.

OTR / Press

Se el primero en comentar

Deja un comentario