Castilla-La Mancha va a ordenar el mapa de TDT para dejarlo en 40 canales

El Gobierno de Castilla-La Mancha se propone racionalizar el mapa de televisión digital terrestre (TDT), de manera que el número de canales no supere los cuarenta y que el modelo sea viable y sostenible y no dependa de los ingresos de las administraciones y del sector inmobiliario.

El director general de Telecomunicaciones, Daniel Martínez Batanero, en una entrevista con la Agencia Efe, explica que en la última adjudicación de TDT local se definieron 104 canales (veintiséis múltiplex cada uno con cuatro canales) que se distribuyeron de la siguiente forma: veintiocho en Albacete, veintiocho en Ciudad Real, veinticuatro en Toledo, dieciséis en Cuenca y ocho en Guadalajara. Eso, que se hizo en tiempos de bonanza, “no era ni económicamente viable ni socialmente necesario” y, de hecho, se van cerrando canales “día a día” y ya hay menos de cincuenta, comenta Martínez Batanero, quien también lamenta el “drama humano” que supone el que con esos cierres se vayan profesionales a la calle.

Sin embargo, hay que “coger el toro por los cuernos y reconocer la realidad”, asevera. El director general de Telecomunicaciones está hablando con todo el sector y se está marcando plazos, primero, en este año, recabar la información y opinión de todos los “jugadores” implicados y preparar un borrador del futuro mapa de demarcaciones, para ir con algo ya concreto al Ministerio de Industria, que es el que tiene las competencias. Así, se propone en esta legislatura tener el mapa audiovisual “racionalizado y regularizado totalmente, es decir, que los canales emitan con su correspondiente licencia y no con adjudicaciones provisionales, y sobre todo, que sean sostenibles”.

Un mapa viable de TDT, explica Martínez Batanero, no será regularizar la situación de los “supervivientes” sino que se tendrá en cuenta la sostenibilidad, esto es, que los contenidos tienen que tener suficiente demanda para que se genere suficiente audiencia y la publicidad sea la que soporte una parte importante del modelo. Por eso, indica el director general que algunos adjudicatarios de TDT local están demandando poder emitir contenido provincial porque eso ampliaría el radio de posibilidades de conseguir ingresos por publicidad. De ahí que, según él, lo que hay que hacer es tanto reducir las demarcaciones a un número que sea sostenible y viable económicamente como redefinir los requisitos de parrilla de programación.

Martínez Batanero ya ha mantenido reuniones con el director general de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria, Alberto Rodríguez Raposo, quien le ha manifestado su predisposición a la reordenación del mapa audiovisual de Castilla-La Mancha “porque entiende lo poco racional que es el volumen actual de demarcaciones y canales”. “También con ello les liberaríamos dividendo digital, devolveríamos al Ministerio dieciséis frecuencias que pueden tener otros fines”, afirma el responsable de las Telecomunicaciones en Castilla-La Mancha.

Daniel Martínez Batanero destaca que Castilla-La Mancha es una de las comunidades autónomas con una peor situación en descompensación de número de canales respecto de la situación económica y, por eso, es dónde más necesario es regularizar y ordenar. “Si no, lo que nos puede pasar es que nos vayan cerrando por goteo y se acabe lastimando más el sector de lo que ya lo lastima la crisis”, asegura. La idea, según resume el director general, es que al final queden en la región “del orden de diez múltiplex o menos, o sea, el equivalente a cuarenta canales y, quizás, con unos requerimientos de contenidos distintos”.

Efe

Se el primero en comentar

Deja un comentario