Los trabajadores de Telemadrid y Onda Madrid contra su cierre o privatización

Los comités de empresa de Telemadrid, Onda Madrid y el ente público de Radio Televisión Madrid (Eprtvm) y las secciones sindicales de CC. OO., CGT y UGT han expresado hoy su “más absoluto” rechazo al cierre o privatización total o parcial de la empresa, la única de comunicación de titularidad pública de la Comunidad.

Así lo indican en un comunicado conjunto emitido, en el que defienden que la existencia de una radiotelevisión pública en la región “independiente del poder político, plural, veraz y de servicio público” es la mejor garantía para el cumplimiento efectivo del derecho constitucional de los ciudadanos a la información y es fundamental para el desarrollo democrático y cívico. Consideran además que es el motor de la industria audiovisual en la Comunidad. En la actualidad, según sus datos, Radio Televisión Madrid da empleo directo a más de 1.000 personas e indirecto a más de 2.000. Recuerdan que el coste de Telemadrid asciende a 79 millones de euros al año, es decir, un 0,4 por ciento del presupuesto de la Comunidad de Madrid, y que es la televisión autonómica más barata para los ciudadanos de las diferentes comunidades (17 euros al año por habitante).

Por el contrario, critican que el Gobierno de Esperanza Aguirre haya gastado durante el año pasado 111 millones de euros en publicidad institucional (anuncios en televisión y radio), “un 30 por ciento más de lo que cuesta mantener Radio Televisión Madrid”. Además, apuntan que la deuda de Telemadrid supone el 1,5 por ciento de los 16.191 millones de la deuda de la Comunidad de Madrid del año 2011, los gastos de personal del ente público han descendido el 15 por ciento desde 2007 a 2011. Señalan que el 70 por ciento del gasto de personal corresponde al 90 por ciento de la plantilla (trabajadores acogidos a convenio), y el 30 por ciento corresponde al 10 por ciento (directivos y contratos de libre designación fuera de convenio). Y afirman que si la plantilla de Telemadrid se ha reducido en 250 trabajadores (un 25%) desde 2007, los directivos y cargos casi se han duplicado desde 2004, al pasar de 27 a 46, “varios de ellos contratados fuera de convenio para ocultarlos”.

Estos datos, según el comunicado, demuestran que detrás del posible cierre o privatización de Telemadrid y Onda Madrid no hay motivos económicos o de contención del gasto. Los representantes de los trabajadores consideran que la radio y televisión pública madrileña es “perfectamente” viable y puede ser rentable social y económicamente. Su desaparición o privatización, en su opinión, no supondría ningún ahorro significativo para los presupuestos de la Comunidad y no solucionaría los problemas en educación o sanidad, “por lo que no hay que caer en el engaño de que estas medidas se hacen para salvaguardar los derechos sociales de los madrileños”, advierten.

Para los firmantes del comunicado, lo que hay detrás de estas medidas son motivos ideológicos “defendidos por altos funcionarios que viven del dinero público, pero que no creen en los medios de comunicación públicos y prefieren eludir sus responsabilidades como gestores transfiriendo el dinero de todos los madrileños a manos privadas”. Por todo ello, solicitan la solidaridad y el compromiso de todos los madrileños en defensa de un medio de comunicación público de gestión transparente e información independiente al servicio de toda la sociedad madrileña “y no de unos pocos”.

Efe

Se el primero en comentar

Deja un comentario