Telecinco acortará sus bloques de anuncios y avisará al espectador

Los bloques de anuncios en televisión, cuanto más concentrados, mejor. Al menos así lo aseguran en el grupo Mediaset (Telecinco), que el próximo lunes iniciará una campaña con nuevas cortinillas para las pausas publicitarias que avisarán a los espectadores de si el bloque es de corta duración. La advertencia pretende retener a los espectadores sin que cambien de canal y, de paso, aumentar la eficacia del impacto publicitario de sus anuncios.

No obstante, Mediaset huirá de las cuentas atrás y de las referencias numéricas a la duración de las pausas publicitarias. “Bloque corto” será una indicación de que el grupo de anuncios tendrá una duración inferior a los 6 minutos. La intención de esta estrategia de distribución publicitaria es que se les perciba “en la mente de los espectadores y de los anunciantes como el grupo que emite bloques más cortos y por lo tanto más eficaces”, según explicó ayer la directora de antena de Mediaset España, Patricia Marco.

Publiespaña, que forma parte del grupo Mediaset, ha encargado estudios que aseguran que la variable que más influye en el recuerdo de las marcas que se anuncian en televisión es la duración del bloque (72,6%), muy por encima de la posición que tenga el anuncio en ese grupo publicitario (23%) o de la duración del spot (4,4%). A partir de esos 6 minutos, según esos informes, el índice de recuerdo se reduce un 55%.

En los canales de Mediaset se emiten ahora un 93% de los bloques publicitarios con una duración inferior a 6 minutos. En el horario de máxima audiencia, desde abril del año pasado se emite el 90% de los anuncios en esos llamados bloques cortos.

La legislación española actual en materia de publicidad en televisión establece que se podrá emitir un máximo de 20 minutos publicitarios por cada hora de emisión. De ellos, 12 minutos deben corresponder a spots convencionales, 5 como máximo a la autopromoción de programas propios y otros 3 a la llamada telepromoción.

Para completar su campaña, Mediaset ha adaptado las cortinillas de las pausas publicitarias a los tipos de programas. Así, si se interrumpe la serie CSI, se verá una cinta policial y el dibujo de un cuerpo en el suelo. En el caso de Gran Hermano, la cortinilla informará de que “no hay tiempo para un edredoning”, una de las actividades de los participantes del programa de telerrealidad.

El grupo seguirá estudiando esta línea de reducción de bloques, según explicó el director general de marketing de Publiespaña, Francisco Alum, “si la audiencia lo recibe bien”.

La Vanguardia

Se el primero en comentar

Deja un comentario