La Sexta suma ya más de 500 millones de pérdidas

La Sexta acumula más de 515,5 millones de euros de pérdidas desde su constitución en 2005. La cadena, que será comprada por Antena 3, tiene compromisos de compra de derechos deportivos por 210,7 millones.

Si alguien tenía alguna duda de por qué se precipitó la compra de La Sexta por Antena 3, las cuentas y el informe anual de la cadena de Imagina y sus socios correspondientes a 2010 resultan esclarecedores.

Según la información remitida en las últimas semanas al Registro Mercantil, Gestora de Inversiones Audiovisuales La Sexta acumulaba ya en los últimos meses del año pasado unas pérdidas de 515,5 millones de euros desde su constitución, a mediados de 2005.

Las cuentas consolidadas incluyen los datos tanto de la cadena de televisión, como de su comercializadora de publicidad Publiseis y de su filial La Sexta Editorial Musical.

La situación a cierre de 2010 era crítica para el grupo: tenía un fondo de maniobra negativo de 17,7 millones de euros como consecuencia de préstamos de sus accionistas y se encontraba en situación de desequilibrio patrimonial. Unos problemas que se agudizaron a partir del segundo trimestre de 2011 con la crisis del mercado publicitario.

Para solventar su situación, La Sexta acordó a principios del año pasado capitalizar los préstamos que había recibido de sus accionistas por 48,9 millones y, ya en el último trimestre de 2011, reducir capital por 158,05 millones para compensar pérdidas, incluidos los 463,2 millones de euros acumulados hasta 2010 y 52,29 millones del ejercicio 2011.

Revisión estratégica

Según los responsables de la cadena (controlada por el holding Imagina, BBK, las productoras Bainet y El Terrat y, hasta finales del año pasado, también por la mexicana Televisa), La Sexta estaba cumpliendo los objetivos marcados en su plan estratégico hasta que, a mediados del año pasado, la situación del mercado de la publicidad dio al traste con sus proyecciones.

Así, el grupo decidió aplazar de 2011 a 2012 la previsión de alcanzar el equilibrio financiero y hasta 2013 sus planes de empezar a generar beneficio.

Es más, los directivos de la cadena aprobaron una nueva estrategia para 2012 para intentar reconducir las cuentas de la sociedad. Un plan de emergencia que incluye un cambio en la política de emisión de contenidos, en la estrategia de sus nuevos canales La Sexta 2 y 3 (incluido su posible alquiler), la adecuación de plazos de pago a proveedores de contenidos y de las condiciones de pago de contratos deportivos.

En este último punto cabe enmarcar la decisión de renunciar al contrato de la Fórmula 1, que la productora Mediapro (accionista de la cadena y propietaria de los derechos) sacó al mercado y que ayer se llevó Antena 3 por unos 40 millones por temporada.

Según las cuentas de 2010, La Sexta renegoció el calendario de sus compromisos de compra de programas, incluidos derechos deportivos, por valor de 210,7 millones de euros.

Cinco Días

Se el primero en comentar

Deja un comentario