En 2012 se tendrá que volver a adaptar la antena o resintonizar la televisión para ver la TDT

Las cadenas de la Televisión Digital Terrestre (TDT) españolas volverán a cambiar de frecuencia a partir de julio de 2012, lo que implicará que los hogares tengan que adaptar de nuevo su antena o volver a sintonizar sus televisiones a partir de ese momento, aunque la fecha en que habrá que ajustarse al cambio dependerá de cada territorio, según el Plan Marco para la liberación del ‘dividendo digital’ aprobado por el Consejo de Ministros.

Así, al igual que ocurrió con el ‘apagón analógico’, que supuso la sustitución de la televisión analógica por la digital, esta fase de transición no ocurrirá a la vez en toda España, sino que en cada territorio las cadenas cambiarán de frecuencia en fechas distintas, entre julio de 2012 y el 31 de diciembre de 2014, fecha límite para completar el ‘dividendo digital’.

El plan, que incluye los pasos necesarios para liberar parte de espectro radioeléctrico que ocuparán las operadoras de telefonía móvil en 2015, prevé un periodo transitorio en el que las cadenas de TDT que tengan que mudarse emitirán tanto en la frecuencia antigua como en la nueva, de modo que los usuarios dispongan del tiempo suficiente como para hacer los cambios necesarios para continuar viendo las cadenas.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ya anunció en mayo que el Gobierno destinará 800 millones de euros para esta segunda fase del plan para liberar el ‘dividendo digital’, de forma que los ciudadanos no “sufran una paralización de las emisiones de televisión ni sus costes”.

En este sentido, el plan aprobado este viernes contempla un programa de compensaciones para sufragar las emisiones simultáneas en distintas frecuencias de los canales y para, en los casos que “sea necesario”, la adaptación de las instalaciones receptoras, compensando así los “perjuicios ocasionados” por la liberación del ‘dividendo digital’.

En este sentido, el Ministerio ha precisado que se deberá establecer las “necesidades concretas”, así como determinar, según las “disponibilidades presupuestarias”, las cantidades que se destinarán y su distribución en el tiempo.

Asimismo, el plan incluye una serie de actuaciones de comunicación dirigidas a ciudadanos y administraciones para explicar el cambio de los canales de la TDT y “minimizar” el impacto ocasionado en los agentes afectados y los usuarios.

La Ley de Economía Sostenible (LES) prevé que la banda del ‘dividendo digital’, que antes de la llegada de la TDT utilizaban las televisiones para emitir su señal en analógico, quede libre para que puedan utilizarla las empresas de telecomunicaciones antes del 1 de enero de 2015, por lo este plan define la hoja de ruta de las actuaciones necesarias, que se desarrollarán en el período 2012-2014.

Así, este plan detalla las acciones técnicas, sociales y transversales necesarias para la liberación de las frecuencias radioeléctricas que constituyen el llamado ‘dividendo digital’ para que la banda de frecuencias 790-862 MHz quede libre antes de 2015 para servicios de banda ancha, mientras que el servicio de TDT se explotará en la banda de frecuencias de 470 a 790 MHz.

EP

Se el primero en comentar

Deja un comentario