Asturias estudia retirar licencias de TDT a emisoras sin actividad

El Gobierno del Principado está estudiando la posibilidad de retirar las licencias concedidas por la administración autonómica para poner en marcha 24 canales locales y uno de ámbito regional de Televisión Digital Terrestre (TDT), que fueron adjudicadas en 2007 por el anterior Ejecutivo.

Así lo ha trasladado hoy el presidente del Principado, Francisco Álvarez-Cascos, a los representantes de la Plataforma en Apoyo a los Afectados por el Cierre de las Televisiones Locales Asturianas (Pactas), con los que esta tarde ha mantenido una reunión.

En el encuentro, que se ha prolongado durante una hora, el jefe del Ejecutivo ha trasladado a la plataforma su criterio de que Asturias contaba con un incipiente sector audiovisual y ha pedido reflexionar sobre las causas que han llevado a su “extinción” para estudiar las medidas a adoptar. Así, según la Plataforma, Cascos les ha trasladado su decisión de estudiar la posibilidad de retirar las licencias a aquellas empresas que hayan incumplido las condiciones de la concesión y no hayan puesto en marcha sus emisiones en el plazo previsto.

En febrero de 2009, la entonces consejera de Administraciones Públicas, Ana Rosa Migoya, señaló que las 21 empresas adjudicatarias de licencias en las siete demarcaciones donde se llevó a cabo este proceso habían presentado sus proyectos técnicos, pero en todos los casos pidieron un aplazamiento para iniciar sus emisiones. Migoya indicó entonces que el Gobierno había sido “sensible” al planteamiento de las empresas ante las dificultades económicas por las que atraviesa el sector audiovisual y ha admitido que sólo las emisoras que ya estaban en funcionamiento antes del concurso están llevando a cabo sus emisiones, pero que no se había puesto en marcha ninguno de los nuevos proyectos que recibieron licencia. El anterior Ejecutivo había cifrado 835 el número de empleos que se generarían en los diez años que dura la concesión y que la puesta en marcha de las emisoras generaría una inversión de 45,5 millones.

n la reunión de hoy, el jefe del Ejecutivo se ha comprometido además a estudiar la situación creada por la normativa autonómica que permite a una sola empresa, Abertis-Telecom, la explotación del traslado de la señal digital para poder emitir. Esta situación supone, según la Plaforma, un coste “inasumible” para las empresas de más de 200.000 euros al año mientras que en otras comunidades autónomas este servicio lo presta más de una empresa lo que permite abaratar su coste.

De este colectivo forman parte representantes de empresas como Oviedo Televisión, Cuencas Mineras TV, TeleAsturias, Tele Gijón o Tele Avilés, que atraviesan dificultades económicas, y algunas de ellas ya han cesado su actividad, y cuyo cierre definitivo podría suponer la pérdida, según sus estimaciones de unos 300 puestos de trabajo directos.

Efe

Se el primero en comentar

Deja un comentario