Televisa busca ganar peso ante la posible fusión de Antena 3 y La Sexta

Televisa se mueve para ganar peso con vistas a una posible fusión de Antena 3 y La Sexta. El grupo mexicano quiere reorganizar su participación en España para entrar en Imagina (el holding que controla La Sexta) y podría situar a su máximo directivo, Emilio Azcárraga, en la cúpula del grupo fusionado.

Televisa, el grupo mexicano de medios de comunicación, está jugando todas sus bazas para tratar de ganar peso en el panorama audiovisual en España. Su objetivo, colocarse de la mejor manera posible en el caso de que, finalmente, se cierre la fusión entre Antena 3 y La Sexta.

La posición del grupo mexicano puede llegar a ser más relevante, incluso, de lo que podría haberse estado especulando en los últimos meses. Lejos de deshacerse sin más de su, hasta la fecha, ruinosa inversión en La Sexta ver apoyo, Televisa quiere exprimir al máximo las posibilidades de una nueva operación corporativa en el sector de la televisión en España.

Fuentes conocedoras de la conversaciones que se están manteniendo para cerrar la posible integración entre la cadena de Planeta y La Sexta explican que uno de los escenarios que se baraja es que la estructura directiva del nuevo grupo tenga a la cabeza al actual consejero delegado de Antena 3, Silvio González, con el presidente de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, como número dos (viceconsejero delegado o similar). Para poder mejorar su posición, el grupo mexicano ha estado negociando con sus socios de La Sexta un acuerdo que le permita una reordenación accionarial de su participación en España que le beneficie en una futura operación.
Reorganización

En concreto, Televisa estaría dispuesta a ceder el 40,8% que controla actualmente en La Sexta a cambio de convertirse en uno de los accionistas principales del holding Imagina, matriz de la cadena. La participación del grupo mexicano se situaría entorno al 14%. La mayoría seguiría en manos de Globomedia y Mediapro, con el grupo británico WPP y con Torreal (Juan Abelló) como socios adicionales. Esta maniobra facilitaría el acuerdo para una fusión entre el resto de socios de la Sexta , ya que Imagina, BBK y las productoras Bainet y El Terrat podrían controlar ya más del 90% de la cadena.

Preguntada Televisa por este acuerdo accionarial y por la posibilidad de que Azcárraga esté en la cúpula de la estructura directiva de una Antena 3 fusionada, fuentes del grupo mexicano señalaron que “es una de las alternativas que se está examinando más a detalle en este momento”. “Es una buena estructura pero falta trabajo por hacer (negociar detalles, hacer due diligence, etcétera). Por lo mismo, no hemos hecho un anuncio formal. Una vez concluido el acuerdo, asumiendo que se da, daremos más detalles”, puntualizaron, e insistieron en que “la transacción no se ha cerrado”.

Desde Antena 3 negaron que se haya “hablado o especulado” sobre un posible organigrama futuro. “Todavía no se ha llegado a ese punto, primero habría que cerrar el acuerdo financiero”, señalaron desde la cadena. Las fuentes conocedoras de las conversaciones apuntan a que José Miguel Contreras (consejero delegado de La Sexta) podría entrar en el nuevo grupo como director general no ejecutivo del área de televisión. Con carácter ejecutivo se mantendría Javier Bardají, el actual responsable en Antena 3.
Una inversión con un valor en mínimos

La inversión de Televisa en La Sexta se ha convertido en un quebradero de cabeza para los responsables del grupo mexicano. Su deterioro a medida que pasan los meses se agudiza y la participación del 40,8% que mantiene en la cadena ya vale cinco veces menos que en el momento de su compra. En concreto, y según las cifras hechas públicas hace dos semanas en los resultados trimestrales, a día de hoy el valor en libros de la participación es de 778,84 millones de pesos mexicanos (41,7 millones de euros), frente a un coste de adquisición que rondó los 4.212,39 millones de pesos (225,7 millones de euros).

Además de su participación en la cadena, Televisa inyectó capital en La Sexta en 2008 y 2009 por 80,1 millones de euros como parte de los compromisos asumidos con el resto de socios. En 2010, Televisa concedió préstamos a corto plazo a La Sexta por unos 21,5 millones. A principios del actual ejercicio, el grupo amplió su participación en la cadena del 40,5% al actual 40,8% a cuenta de estos préstamos. Televisa podría recuperar estas inversiones con una participación en Imagina, que sería un suministrador clave de contenidos para el grupo resultante de una fusión Antena 3-La Sexta.
La cifra

15% es el porcentaje que, según la ecuación de canje que se maneja, podrían tener los socios de La Sexta en el grupo fusionado con Antena 3.

Cinco Días

Se el primero en comentar

Deja un comentario