Canal Sur ha perdido el 38% de su audiencia en tres años

Es una desbanda que no parece tener tope. De cada diez espectadores que hace tres años seguían los programas de Canal Sur, casi cuatro de ellos han optado por otros canales de la TDT. Pese a que el apagón analógico ha traído más oferta, ninguna cadena generalista ha perdido en España tantos espectadores como el primer canal autonómico andaluz. La sangría es aún más fuerte en Canal Sur 2, que en todo este tiempo ha perdido más de dos tercios de sus seguidores, un 66,7%, lo que dista del 4,5% de cuota que lucía en octubre de 2008 al 1,5% de share que presenta ahora. La bajada entre los principales canales es generalizada, pero sin llegar al declive de Canal Sur. Antena 3 ha perdido en Andalucía un 17,5% de seguidores, que en gran parte ha compensado con los clientes de Neox, Nova o Nitro; Telecinco ha bajado un 14,1%, enjugado de sobra por el resto de canales de su grupo; y La 1 ha bajado un 12,4%, muy por debajo de la deserción de la cadena andaluza.

Estos tres años coinciden con la primera mitad del período contemplado para el actual director general, Pablo Carrasco. El último mes completo de la gestión de Rafael Camacho, el mencionado octubre de 2008, Canal Sur era líder holgado de audiencia entre los andaluces con un 17% de cuota mensual. Este mes va a ser el peor octubre de toda la historia de Canal Sur y concluirá sobre el 10,5%, share mensual que anotaba hasta este viernes. La autonómica es ahora la cuarta opción entre los andaluces y en este pasado agosto llegó a hundirse hasta el 9,1%. El primer canal de la RTVA hace tres años era líder entre las autonómicas y ahora se encuentra muy por detrás de la catalana TV3 (13,6%), de Aragón TV (13,4%) y la TVG gallega (12,5%). Entre el último octubre de Rafael Camacho y el por ahora último octubre de Pablo Carrasco dista un descenso del 38,24% de espectadores y pese a contar ahora con un evento como la Champions, inyección de espectadores en el prime time.

Precisamente el horario nocturno (y en las mañanas) es donde se encuentra el mayor problema aritmético para Canal Sur. 75 Minutos y el doblete del lunes (La respuesta está en la historia y Qué buen puntito) son las únicas novedades con resultados por encima de la media, junto a algunos títulos de cine. Menuda noche y Se llama copla, sin anotar las multitudes anteriores al apagón analógico, siguen relativamente en forma. La programación vespertina y de access prime time, en línea con lo que se ha ofrecido durante los últimos quince años, como el culebrón de sobremesa o Arrayán, presentan datos por encima del 10%, pero con cifras muy alejadas de lo que registraban hace tres, cuatro o cinco años: precisamente sobre el 40% por debajo de lo que lucían en tiempos mejores. En los fines de semana existe un auténtico problema para fidelizar a la audiencia más allá de los programas recurrentes.

Los espectadores dejan de sintonizar Canal Sur y no vuelven, con una parrilla que sufre desgaste. En el caso del segundo canal los niños, literalmente, han dejado de sintonizar la cadena andaluza y salvo los concursos vespertinos (sobre el 4-5% de share) la mayoría de los programas apenas superan el invisible 1%. Con el recorte de la subvención pública, un recorte presupuestario que también sufre la competencia aunque no tenga igual reflejo en los audímetros, obligará a replanteamientos (176,8 millones en 2008 frente a los 122 millones de 2012). De todas maneras la dotación de la Junta de Andalucía no va pareja a una mayor o menor repercusión de los contenidos. En 2009, el primer ejercicio completo con Pablo Carrasco al frente, la RTVA recibió la mayor cantidad de toda su historia, 180,8 millones, y precisamente fue entonces cuando Canal Sur cedió el liderazgo frente a Antena 3 y Telecinco. En aquel año de máximo desembolso público Canal Sur perdió a fecha de octubre un 14,1% de seguidores frente al año anterior (más que cualquier otra de la competencia) y Canal Sur 2 se iba desinflando hasta un -37,8%, con un 2,8% de cuota. Con el apagón, en abril de 2010, la cadena andaluza se cayó hasta el 11,7, un tercio menos de seguidores de los que tenía tan sólo dos años atrás, mientras que el segundo canal se iba al 1,8% y a una pérdida del 60%.

También Canal Sur 2 era la cadena autonómica especializada más vista hace tres otoños. Desde la gestión de Pablo Carrasco (quien al asumir la dirección general se responsabilizada personalmente de los contenidos) su segunda cadena está por detrás de Intereconomía o el recién llegado juvenil Boing. Temáticos de las cadenas privadas y de la pública nacional como Clan, Neox o Factoría de Ficción llegan a duplicar, e incluso triplicar, a una cadena que ha superado con creces el decenio.

Diario de Sevilla

Se el primero en comentar

Deja un comentario